Lo primero fue la monta, otros criadores (Meligan, a los que os invitamos a visitar su página), nos trajeron a nuestra casa a su gatita Cabet, una preciosidad, que podéis ver en el apartado “Montas”. Pensamos es todo ojos, saldrán unos cachorros preciosos. La verdad es que es toda una experiencia, vigilar cuando dos gatos montan, que la hembra quede contenta al final, esto indica que ha ovulado, y nunca pensamos que nos mantendríamos tan atentos a un acto sexual (bueno ya me entendéis). Lo malo es que coges cariño a la gatita visitante y luego es una pena que se la lleven sus respectivos amos, pero siempre quedaremos emparentados y eso te da una satisfacción tremenda. Bos y Cabet tuvieron 4 cachorros preciosos que podéis ver en la página de Meligan.

Primera monta

BOS y CABED de Tierra Media (propietarios Jesús Marugán y Luisa Escobar - Criadero Meligán)